El 17 de noviembre comenzó la cuarta sesión de la mesa autónoma de la Comisión Nacional de Territorios Indígenas (CNTI) con la participación de los delegados indígenas y la secretaría técnica del Observatorio de Derechos Territoriales de los Pueblos Indígenas (ODTPI) de la CNTI. El primer día tuvo un avance en el análisis de la situación jurídica y territorial de algunas comunidades indígenas, así como las propuestas que se presentarán a las entidades territoriales del Gobierno Nacional.

Uno de los primeros casos analizados fue la decisión del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá-Sala de Asuntos Penales con el fallo a favor de la impugnación conjunta de la Comisión Nacional de Territorios Indígenas –CNTI y de las Comunidades Indígenas Iwitsulibo, Barrulia, San Rafael Warrojo y Tsabilonia del pueblo Sikuani de Puerto Gaitán. Este proceso buscó garantizar el goce efectivo y la seguridad jurídica del territorio ancestral de estos pueblos originarios.

Desde este fallo, en el espacio autónomo, se resaltó la importancia de PROTEGER y FORMALIZAR los territorios, además de la exigencia de frenar los procesos policivos en contra de las comunidades indígenas que fueron víctimas de órdenes de desalojos donde fueron destruidos sus viviendas, agredidas las personas y quemados sus bienes y enseres.

Otro de los puntos mencionados fue la situación actual que viven los pueblos Sikuani y Piapocos, en el resguardo indígena de Únuma, en el departamento del Vichada, donde las comunidades Puerto Príncipe, las Auroras la Unión y Caño Azul manifiestan que la Agencia Nacional de Tierras (ANT) ha dilatado los procesos de clarificación de los linderos entre los campesinos, el Resguardo de Únuma y el río Cada.

Es por ello, que los pueblos originarios del territorio del Vichada le exigen claridad y garantías reales a la ANT frente a su derecho fundamental al acceso al territorio, puesto que estas comunidades también se enfrentan a la presencia de grupos armados legales e ilegales, los cultivos de uso ilícito, los monocultivos y las ofertas de ventas de carbono. Estos múltiples conflictos han generado disputas internas en sus organizaciones, así mismo la afectación del goce efectivo de los derechos territoriales y su permanencia como pueblos ancestrales de este territorio.

Ante esta situación, los delegados indígenas y el equipo técnico de la CNTI proyectan hacia el avance de las propuestas que se le presentará a la Agencia Nacional de Tierras, La Unidad de Restitución de Tierras (URT) y demás entidades territoriales. Además, deben dar claridad sobre los avances, indicadores, metas y cumplimientos de la restitución de formalización y saneamiento de los territorios indígenas, pues la no priorización de estos rezagos afecta la relación ancestral de los pueblos indígenas con el territorio.

El espacio de la Comisión Nacional de Territorios Indígenas, junto con los delegados y las autoridades indígenas continuarán trabajando para que los Pueblos Indígenas puedan tener el goce efectivo de sus territorios.

Defender los territorios, es defender la vida.

A %d blogueros les gusta esto: