La Comisión Nacional de Territorios Indígenas (CNTI) participó del encuentro de la Agencia Nacional de Tierras (ANT) y las Autoridades Indígenas del Pueblo Nasa de los Resguardos Indígenas de Canoas, Munchique y el Cabildo del Playón Naya, pertenecientes a la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca – ACIN – Cxhab Wala Kiwe y el Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC.

En el marco de este espacio, se abordaron las problemáticas que viene presentando el Resguardo Indígena de Canoas y Munchique, en especial, con el conflicto territorial que les ha causado la compra y el alquiler de tierras dentro de su territorio para el cultivo de uso ilícito. Además de esto, el Resguardo de Munchique, asegura estar en un proceso de ampliación, donde la Agencia Nacional de Tierras (ANT) ofreció un territorio que se encuentra dentro de la jurisdicción de Canoas.

Por otro lado, las Autoridades Indígenas de Canoas y Munchique, manifiestan que existe una solicitud por oferta de adquisición de predios, donde crearon una ruta propia en el territorio, la cual fue presentada y radicada ante la ACIN y el CRIC.

¿Cuáles son las exigencias para la ANT?

  1. Activar la ruta de formalización y darle celeridad al proceso de ampliación número 2 del Resguardo Indígena de Canoas.
  2. Crear en el menor tiempo posible la activación de una ruta que permita la actualización del estudio territorial de Canoas y Munchique, para que de este modo se pueda tener claridades sobre pretensión de los predios tanto los que tiene el Resguardo de Canoas, como los del Resguardo de Munchique.
  3. Realizar un análisis detallado de la continuidad territorial y los conflictos que presentan en dichos territorios, respetando la autonomía de los Pueblos Indígenas del Norte del Cauca.
  4. Que la ANT, recopile toda la información y documentación existente, solicitada formalmente por Canoas y Munchique para que sea entrega en el menor tiempo posible a dichos resguardos.

Seguido de este caso, el cabildo Playón Nasa Naya, expuso que su territorio está compuesto por 16 comunidades que hacen parte del Alto Naya, el cual está dividido por cuatro territorios, dos en el Valle del Cauca, compuesto por Buenaventura, La Playa y Pico de Loro y los dos restantes por el Playón Naya y Alto Naya, ubicados en el departamento del Cauca.

Allí, las Autoridades indígenas del Playón, sostuvieron que, en el año 2002, realizaron una solicitud para la constitución del resguardo, donde la ANT constituyo un Consejo Comunitario en el año 2008 con 177.000 hectáreas de las cuales 40.000.000 hectáreas se traslapaban con las solicitudes ya presentadas por los cuatro territorios que componen el Alto Naya.

La lucha del Playón Naya, inicio en los años 90, lo que ha llevado a determinar que el avance por parte de la Agencia Nacional de Tierras es nulo y ha representado una clara violación de su derecho al territorio por parte de las entidades del Estado imposibilitando su reparación, justicia y garantías de no repetición, además de exponerlos a la inseguridad jurídica, la violencia y el despojo.

Teniendo en cuenta esto, las organizaciones indígenas y la ANT solicitaron reunirse en mesas de trabajo para hacer la entrega y revisión de la información actualizada de los procesos de compra de predios y mejoras para poder establecer las rutas del levantamiento topográfico y el avance frente al rezago en la resolución de los casos de formalización del territorio del Playón, el cual lleva más de 20 años esperando una resolución de constitución y cuya problemática confluyen con territorio indígena y afro.

Es así, como en el marco de este encuentro Gerardo Vega, director de la ANT, se comprometió y manifestó su voluntad política y de disposición de su equipo técnico para resolver los casos expuestos, donde afirmo que al finalizar el año 2022 espera que dichos territorios ya estén formalizados.

En efecto, desde el desde el Observatorio de Derechos Territoriales de la Secretaría Técnica Indígena realizaremos el seguimiento y el acompañamiento que sea necesario para la garantía de los derechos territoriales de los casos ya expuestos, respetando la autonomía y el derecho propio para vivir el wët wët Fxi’zenxi. Además de apoyar al Pueblo Indígena Nasa de los Resguardos de Canoas, Munchique y el cabildo Playón Nasa Naya en su sueño y lucha por la formalización del territorio.

El Pueblo Indígena Nasa, seguirá empuñando su bastón de mando con orgullo y valentía en defensa de la vida, el territorio y la paz.

 

¡Defender los territorios, es defender la vida!

A %d blogueros les gusta esto: