Finalizó el segundo día del espacio autónomo de la Comisión Nacional de Territorios Indígenas. Los delegados de las 5 organizaciones que componen la CNTI y el equipo técnico de la Secretaría Técnica Indígena, evaluaron la situación territorial presentada en los informes por las entidades gubernamentales, el primer día de la sesión mixta.

Por su parte, el equipo técnico e indígena avanzó en la construcción de propuestas que serán socializadas en la sesión mixta con el gobierno nacional, partiendo de la exigencia de las garantías de los derechos jurídicos, sociales y territoriales de los pueblos originarios de Colombia.

Entre los debates y reflexiones que se plantearon en este espacio autónomo, estuvo los análisis que realizaron de los delegados sobre los cambios que debe implementar este nuevo gobierno, debido a que en las presentaciones e informes de los funcionarios del gobierno en la sesión mixta del 09 de noviembre, se evidenció un alto rezago en el cumplimiento de los acuerdos pactados, con incumplimientos de hasta 3 periodos de gobiernos anteriores.

Frente al informe presupuestal que presentaron las entidades territoriales gubernamentales, las personas participantes del espacio autónomo de la CNTI, encontraron inconsistencias en la ejecución de los gastos del 2021 y 2022, en relación con el cumplimiento de las metas pactadas.

Por ejemplo, del presupuesto total asignado en el 2021, se comprometió un porcentaje de recursos para el cumplimiento de la constitución de 20 resguardos indígenas y 15 ampliaciones. Pero de ese rubro se ejecutó una parte, representada solo en la constitución, 18 resguardos indígenas y 13 procesos de ampliación.

Es decir, que a la fecha se desconoce la ejecución total del presupuesto asignado frente a las metas pactadas entre la Agencia Nacional de Tierras y la CNTI. Afectando el goce efectivo de los territorios de los pueblos originarios de Colombia. “Los mayores gastos lo están haciendo en la burocracia” manifestó el ex constituyente Alfonso Peña Chepe.

Por otra parte, frente a la presentación del informe de la Unidad de Restitución de Tierras, los delegados indígenas hicieron una observación, donde se resaltó, que es importante que las instituciones se desplacen a los territorios donde se encuentra las solicitudes, para que la comunidad sea partícipe en la toma de decisiones.

En cuanto al informe del Decreto 4633 de 2011 que presentó la URT, la institución mencionó que se proyectará 180 caracterizaciones y demandas entre el 2023 y 2024. Sin embargo, para las autoridades y técnicos de la CNTI, no es claro si esa fecha involucra los estudios preliminares rezagados en años anteriores.

Esta situación genera incertidumbre en las negociaciones con el actual gobierno. Pues si bien, históricamente existen tutelas y órdenes judiciales de obligatorio cumplimiento a favor de los pueblos originarios y, aun así, el estado, continúa vulnerando la seguridad jurídica y las garantías de los derechos territoriales de los pueblos.

A %d blogueros les gusta esto: